Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK
Más información

0

A solas con Hulk

Historias

Hola, lo primero queremos agradecerte que nos concedas esta entrevista, eres un personaje que no suele hablar mucho y para nosotros es un honor tenerte aquí.

Hulk: Perfecto, basta de peloteos, vayamos al grano.

Robert Bruce Banner, David Banner, El increíble Hulk, El profesor, El coloso de Jade… ¿Tú que nombre prefieres?

Hulk: Mi nombre real es Raúl, ese es el que prefiero. Pero en casa, en el cole, los amigos, solían llamarme Hulk porque era un niño muy bruto. Cuando me dieron mi primer papel se lo propuse a mi agente y gustó.

Has tenido una carrera llena de éxitos pero antes de ser famoso ¿A qué te dedicabas?

Era monitor de gimnasio, me pasaba todo el día ahí, daba clases de bodypump, zumba... También tenía tiempo para machacarme y esculpirme fuerte.

De ser monitor de gimnasio a uno de los superhéroes más reconocidos ¿Cómo das ese paso?

Hace más de 10 años de eso. Participaba en un concurso de culturismo, como mi referente Arnold Schwarzenegger, ahí fue donde un agente se acercó para ofrecerme ir a un casting. Típica peli de acción, bajo presupuesto, poco diálogo y un arsenal de mamporros, probé suerte y 10 años más tarde aquí estamos sentados.

Entonces… ¿tu personaje lo creas antes de ser famoso?

Hablar del personaje es complicado. Por aquel entonces yo era el típico chaval que no tenía claro dónde acabaría, todo el temita este del gim me apasionaba.

Quizá tomar anabolizantes para mejorar mi rendimiento se me fue un poco de las manos. Pero no me arrepiento de nada, tampoco sabía que acabaríamos así.

Eres un personaje incontrolable, y una de las decisiones que toman es enviarte lejos, muy lejos, donde no puedas liarla parda. ¿Crees que es el fin de tu personaje o una oportunidad para darle la vuelta a tu carrera?

Al principio no me sentó bien, pero era lo mejor para mi carrera. Querían sacarme de los círculos en los que me había metido, nunca mejor dicho. La fama a veces puede ser dura, me deje llevar y eso se paga.

Creo que estar una temporada alejado, con la terapia y todas las herramientas que me están dando en el centro me van a venir bien en el futuro. Además compartir experiencias con gente que tiene las mismas adicciones que yo ayuda a ver que se puede salir de esto.

Entonces… ¿alejarte no es parte de la trama, sino una forma de sacarte de círculos digamos “tóxicos”?

No sé que tenían pensado para mi personaje en el futuro, pero está claro que mantenerme en el ritmo de Hollywood no era lo más “saludable”.

Para que te hagas una idea había una frase típica de las fiestas en L.A. que era: “llevas tanta mierda encima como para tumbar a Hulk”.

Para ir terminando ¿Podrías contarnos algo que la gente no sepa de Raúl?

Soy un romántico, cada vez que lo digo la gente se mofa. Pero es cierto, me encanta escribir poemas de verso libre, pasear por un parque lleno de hojas secas, dar de comer a los cisnes en el lago… Es algo que forma parte de mi vida privada.

Y para terminar ¿Dónde te ves de aquí a 10 años?

Espero regresar de esta etapa con más fuerza que nunca. También me gustaría también probar otros registros, empiezo a estar un poco encasillado en el papel de mamporrero. Los tipos duros también podemos hacer otros papeles, mira Bruce Willis o Nicolas Cage.

Y donde seguro que llegaré, igual que mi referente Arnold, es al mundo de la política. No sé si como gobernador o intentaré tener una carrera más grande. De todas formas aún queda mucho para eso.



Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados